preloader

Blog

TGPersonals visitors

Hay varias alternativas o hipotesis que podrian Aclarar este hallazgo.

Hay varias alternativas o hipotesis que podrian Aclarar este hallazgo.

principal, tenemos que mantener en cuenta la esencia sensitiva de estas preguntas. Les pedimos a los usuarios que revelaran referencia intima desplazandolo hacia el pelo personal referente a las vidas sexuales. Aquellos objetivos pueden encontrarse sido influenciados por la deseabilidad social, es decir, la disposicion a contestar una duda en la manera en la que “se espera” que la humano conteste, como como podri­a ser, que use el condon. Los/las participantes de este estudio pudieron haberse sentido comodos divulgando referencia referente a las actitudes negativas hacia el manejo del condon, aunque nunca obligatoriamente acerca de su falta del funcii?n del condon, puesto que esto se podria interpretar como la solucii?n socialmente inaceptable. No obstante, el hecho sobre que los/las participantes endosaron estereotipos sexuales, ciertos de las cuales quizas nunca se afirman socialmente aceptables por sus pares o parientes, sugiere que estos contestaron en una forma honesta desplazandolo hacia el pelo abierta. Sobre todos modos, lo cual continua estando la duda empirica.

Otra concebible explicacion para este hallazgo es que aunque podria estar la comunicacion dentro de las estereotipos sexuales masculinos y femeninos y las actitudes negativas en cuanto al empleo del condon, las actitudes negativas no todo el tiempo resultan en comportamientos sexuales de alto peligro. En diferentes palabras, el modulo cognitivo-conductual que ha predominado en el campo sobre la psicologia por decadas, el que sugiere que modelos actitudes asi­ como pensamientos dictan nuestros comportamientos, podria ser cuestionado en el caso de estas practicas sexuales. Sobre hecho, recientemente un meta-analisis y no ha transpirado un descomposicion factorial nunca encontraron evidencia sobre que cuestionar y desafiar cogniciones “erroneas” sea el componente mas relevante de este ideal (Dimidjian et al., 2006; Longmore & Worrell, 2007). Por lo tanto, en las ultimos anos de vida ha surgido un nuevo patron, al que se le ha llamado “la tercera oleaje sobre terapias cognitivas- conductuales” (e.g., Terapia sobre Aceptacion desplazandolo hacia el pelo Compromiso o ACT por sus siglas en ingles), que propone que un comportamiento no seri­a el producto directo sobre un planteamiento o la disposicion, sino de como la alma se enlaza con ese pensamiento o disposicion. En otras palabras, el punto sobre intervencion nunca obligatoriamente es transformar el contenido sobre un planteamiento, sino lo que la alma hace a pesar sobre ese planteamiento. Desde esta perspectiva, es factible proceder de una modo incongruente con un pensamiento o la disposicion (e.g., emplear un condon a pesar sobre tener actitudes negativas en cuanto al condon) En Caso De Que la sujeto entiende que se esta moviendo en domicilio hacia una cosa que valora o que seri­a significativo de el novio o la novia (Hayes, Strosahl, & Wilson, 1999).

Este efecto, a pesar de ser inesperado, es alentador puesto que Canjear actitudes y estereotipos sexuales en seres que llevan viviendo toda una vida inmersos en un contexto social y cultural que ha promovido, y todavia continua promoviendo tales creencias, resulta acontecer un gran reto. Nuestros resultados sugieren que los/las participantes, a pesar de las estereotipos sexuales masculinos y no ha transpirado femeninos y actitudes negativas hacia el condon, no reportaron descontinuar el funcii?n del condon a lo largo de sus relaciones sexuales. Por tanto, modificar comportamientos, en este caso provocar practicas sexuales mas saludables, aparenta acontecer concebible a pesar sobre la comparecencia sobre las estereotipos sexuales vigentes.

Los hallazgos de este estudio tienen implicaciones notables Con El Fin De la prevencion de las practicas sexuales riesgosas. Principal, poliedro a que los hombres, de forma independiente de su antiguedad, aparentan permanecer en mas riesgo sobre endosar estereotipos sexuales masculinos desplazandolo hacia el pelo femeninos, lo que aparenta permanecer relacionado a actitudes negativas hacia el condon varonil, Hemos dirigir las esfuerzos preventivos especificamente a esta colectividad. Segundo, las intervenciones preventivas deberian acontecer conceptualizadas en el interior sobre un entorno teorico que incorpore los estereotipos sexuales y sobre genero igual que solo uno de los elementos que contribuye a las actitudes negativas hacia practicas sexuales saludables y seguras, igual que lo seri­a el uso del condon, pero nunca tan solo igual que el unico factor contribuyente. Tercero, nuestros resultados sugieren que nuestras intervenciones preventivas nunca solo deberian conceptualizar la transformacion de actitudes o estereotipos sexuales igual que el mecanismo de actividad por el que las practicas sexuales riesgosas disminuyen. Ademas deberiamos analizar la transformacion sobre los estereotipos sexuales dentro de un escenario mas amplio en el que el objetivo final sea causar practicas sexuales saludables. Este ultimo tema es analogo a la falacia de Intervencion-Causalidad (Ross, 1977) la cual se refiere a la idea erronea de que Solamente porque la causa sobre un engendro sea X, nunca significa que el tratamiento sera eficiente si intervenimos con X unicamente. En diferentes terminos, el incursionar en practicas sexuales riesgosas podria quedar siendo influenciado por multiples variables, una de las cuales podria ser el endoso sobre ciertos estereotipos sexuales masculinos y femeninos. Nunca obstante, lo cual nunca quiere decir que si eliminamos o transformamos estas creencias asi­ como actitudes, los usuarios no participaran en comportamientos sexuales de elevado riesgo. Mientras que endosar esos estereotipos sexuales y no ha transpirado sobre genero si los podria poner en peligro sobre tener actitudes negativas en cuanto a comportamientos sano, nunca obligatoriamente esto resultaria en comportamientos riesgosos. Por lo tanto, debemos sostener en cuenta, cuando disenemos intervenciones para cambiar conductas sexuales sobre gran riesgo, que podrian estar multiples lugares de intervencion, Algunos de los cuales pueden ser las estereotipos sexuales masculinos asi­ como femeninos.

Investigaciones futuras deberian estudiar mas a profundidad cuales son las moderadores desplazandolo hacia el pelo mediadores de dichos comportamientos sexuales sobre gran peligro. En otras terminos, cual es el datingranking.net/es/tgpersonals-review sistema por el cual la postura rechazo hacia el manejo del condon de traduce en un comportamiento sobre elevado riesgo (no usar el condon). Igualmente, cuales son algunos elementos que promueven el manejo del condon a pesar de tener actitudes negativas hacia el identico. Esta informacion fortalecera modelos intervenciones y nos favorecera a conseguir el meta gran, el sobre generar conductas sexuales sano que redunden en la vitalidad y el bienestar de la colectividad.

Footnotes

1 Nota: Este cronica fue sometido a evaluacion en octubre sobre 2011 asi­ como aceptado para publicacion en septiembre sobre 2012.

2 Este estudio fue apoyado en parte por un grant del National Institute of Mental Health, Division of Mental Disorders, Behavioral Research & AIDS (Grant nA? 3 R24 MH49368-10S1).

3 Deseamos expresar el mas penetrante agradecimiento a un conjunto sobre personas asi­ como entidades que hicieron factible esta investigacion. Gracias a la Dra. Irma Serrano-Garcia, Co-Investigadora, quien ha sido una continua raiz sobre inspiracion y apoyo en todo el mundo nuestros proyectos. Gracias al Dr. Nelson Varas Diaz, Ex-Coordinador, por su aprieto asi­ como entusiasmo. Debido a Maria del Carmen Cabrera Aponte, Asistente de Investigacion, por su auxilio.